El periodista Jorge Ramos reclamó hoy al Presidente de México que si la violencia continúa en el país, 2019 será el peor año de la historia. Andrés Manuel López Obrador le respondió que la nueva estrategia llevará tiempo, pero que es consecuencia de políticas equivocadas.

Sucedió en un intercambio intenso entre López Obrador y Ramos. El comunicador se pudo de pie y subió al estrado para debatir las cifras en la pantalla que está siempre detrás del Jefe del Ejecutivo durante las mañaneras.

El Presidente insistió en su plan para contener la violencia y habló de la Guardia Nacional. El periodista intervino de nueva cuenta: “Es ahí donde no coincidimos, yo no veo que se ha revertido absolutamente nada”.

López Obrador insistió en que él tienen el compromiso de bajar los niveles de violencia, aseguró que ya lo hizo cuando fue Jefe de Gobierno de la capital del país. “Es lo que aspiro ahora, es el compromiso que tengo”, aseguró.

Jorge Ramos, quien inició su participación agradeciendo al Gobierno de AMLO por rescatarlo del “dictador Maduro” (así lo dijo), cuestionó al Presidente sobre sus calificaciones de “prensa fifí” a algunos medios. Y en específico, por su petición al periódico Reforma para que revele quién le dio el borrador de la carta que envió al Rey de España.

“En cuanto a lo que dices de Reforma, yo creo que garantizando la libertad de expresión, sin censura, no hacer lo que se hacía anteriormente, cuando el Reforma protegía a gobiernos del período neoliberal”, dijo López Obrador. El Presidente acusó que el diario “protegió a Salinas, a Zedillo y a todos”.

También podría interesarte  Acción antinarco en AICM, causa de ataque

“Incluso tengo pruebas de que ayudó a legitimar el fraude electoral del 2006 y apoyó mi desafuero porque es un partido, es un periódico conservador, pero independientemente de esa postura conservadora, cuyo distinto es la hipocresía, siempre se les va a garantizar el derecho a manifestarse”, dijo.

El periodista le insistió en que si no creía que pedir las fuentes al diario era un “ataque a la libertad prensa”.

“Que no revelen las fuentes, Jorge, no es obligatorio, ni va a haber coerción. Por qué ellos si pueden plantear que haya transparencia y yo no puedo pedir que haya transparencia. Si no quieren revelar las fuentes no hay ningún problema”, respondió el Presidente.

Jorge Ramos recordó que en 2017, en una entrevista, López Obrador le dijo que Trump sí era un racista. “Desde que llegó a la Presidencia, las cosas han cambiado, muchos acusan a su gobierno de ser la policía migratoria de Trump. ¿El silencio es la mejor estrategia?”, preguntó.

López Obrador le respondió: “Yo considero que no debemos pelearnos con el Gobierno de EU. Ha habido una relación de respeto mutuo que yo estimo mucho. Yo represento a todos los mexicanos y me importa tener una muy buena relación con el Gobierno de EU”.

Destacó que es una vecindad necesaria la que México tiene con EU. “No voy a caer en ninguna provocación, no me voy a enganchar en un debate con el Gobierno de Estados Unidos cuando tenemos en EU 24 millones de mexicanos. Voy a actuar de manera responsable, tengo que reconocer que han sido respetuosos con nuestra soberanía”, indicó.

Agencias.