Las "alas" son formadas por gases en expansión producidos por la combustión de una estrella.

Agencia El Universal

MÉXICO, D.F., junio 10 – El telescopio espacial Hubble captó una imagen que muestra a la nebulosa planetaria NGC 7026, compuesta de gas y polvo con la forma de una mariposa. La nube procede de los restos de una estrella similar al Sol.
De acuerdo a la NASA, esta nebulosa se localiza detrás del la constelación Cygnus, el Cisne, y es un fenómeno relativamente corto, que ocurre al final de la vida de una estrella de tamaño mediano.
Cuando el combustible de una estrella se agota, sus capas exteriores se hinchan, dejando al descubierto el núcleo caliente de la estrella. A medida que se calienta la envoltura gaseosa, por los átomos que están excitados, la luz de la nube se enciende más, como una señal fluorescente.
Los colores fluorescentes que emiten los restos de la estrella son creados gracias a la combinación de gases que contenía el astro.
Los colores de la imagen han sido alterados para aumentar el contraste, por lo que la luz que emite el oxígeno al quemarse, en vez de verse azul, se ve verde al igual que otras estrellas. El gas de nitrógeno por su parte brilla intensamente de color rojo.
La nabulosa NGC 7026 desprende rayos X que han sido estudiados por el telescopio espacial ESA XMM-Newton. Los rayos son resultado de las temperaturas extremadamente altas de los gases en la estrella.
La imagen fue captad por el Wide Field Planetary Camera 2 que se encuentra abordo del telescopio espacial Hubble