Hermetismo. Los funcionarios hablaron en condición de anonimato por no estar autorizados para ofrecer detalles del tema con la prensa

Hermetismo. Los funcionarios hablaron en condición de anonimato por no estar autorizados para ofrecer detalles del tema con la prensa

Associated Press

El escritor colombiano y Nobel de Literatura Gabriel García Márquez fue ingresado el jueves a un hospital de la Ciudad de México, informaron funcionarios de salud del país.

El autor de “Cien Años de Soledad”, de 87 años, fue hospitalizado en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas Salvador Zubirán, pero los funcionarios no revelaron el motivo y su estado de salud.

Los funcionarios hablaron en condición de anonimato por no estar autorizados para ofrecer detalles del tema con la prensa.

“Los familiares nos han pedido no dar mayor información con respecto a su salud”, dijo uno de los funcionarios de salud, aunque medios locales han dicho que fue ingresado por padecer de neumonía.

“He sido informado que Gabriel García Márquez se encuentra hospitalizado. Le deseo una pronta recuperación”, señaló el presidente mexicano Enrique Peña Nieto en un mensaje en su cuenta de Twitter.

García Márquez, quien tiene varias décadas de vivir en México, ha mantenido en los últimos años una vida reservada.

También podría interesarte  Se contradicen sobre descuento a priistas

Apenas el pasado seis de marzo reapareció ante la prensa fuera de su casa al cumplir 87 años. Ese día recibió flores, pasteles y la visita de algunos amigos y seguidores.

García Márquez escuchó “Las Mañanitas” fuera de su residencia en El Pedregal, una zona exclusiva del sur de la ciudad de México.

Apareció en un traje negro con una camisa azul y una flor amarilla en la solapa, García Márquez sonrío, balbuceó la canción de cumpleaños, y estrechó las manos de sus visitas, camarógrafos y reporteros.

La escritora mexicana Elena Poniatowska dijo a The Associated Press que había sido informada sobre la hospitalización de su amigo García Márquez, pero que no le habían dado más detalles.

Dijo que en noviembre el Nobel fue a visitarla a su casa luego de que le notificaron que ella había ganado el premio Cervantes de Literatura.

“Me vino a dejar unas rosas amarillas”, dijo. “Yo lo vi bien”.