Rincón del sabor. La popular barra de café ofrece a todos los visitantes una gama de sabores y colores en cada uno de sus platillos y bebidas. La calidez y sencillez de sus propietarios dan al visitante las ganas de regresar (FOTOS: Robin Canul)

Rincón del sabor. La popular barra de café ofrece a todos los visitantes una gama de sabores y colores en cada uno de sus platillos y bebidas. La calidez y sencillez de sus propietarios dan al visitante las ganas de regresar (FOTOS: Robin Canul)

REDACCIÓN
REDACCION@MULTIMEDIOSCAMPECHE.COM

“Siempre hay una historia qué contar y, cuando nadie le apostaba al Colorado, el arte de servir coronó su triunfo”.  José Antonio Ramírez Peralta y María Sofía Páez Vieyra, una pareja de esposos originarios del Distrito Federal, llegaron a Campeche para quedarse y cumplir un sueño en la industria del café,  donde el sabor del arte y la intelectualidad son la esencia de su negocio.

Con 12 años de trayectoria, y siendo pioneros en la barra de café, Antonio y Sofía narran a este rotativo cómo ha sido la aventura de emprender el negocio de “Las Puertas” en una  ciudad  que  desconocían totalmente.

Como buenos anfitriones, y degustando un delicioso frappé y un dulce ‘suspiro’, Antonio relata que conoció a Sofía en un grupo financiero.

Él economista y ella contadora, con el paso del tiempo decidieron unir sus vidas y respirar nuevos aires para emprender juntos un nuevo episodio como matrimonio.

“Pensamos ‘¿y qué hacemos si nos quedamos en México? es salir a las 7 de la mañana para llegar la oficina a las 9 y luego vernos hasta las 9 ó 10 de la noche, los clásicos sábados y domingos son de mis papás o los tuyos, los amigos y el lunes de nueva cuenta a la rutina’”, expresa Antonio.

cafe las puertas (3)  web

Con una sonrisa en el rostro, Sofi cuenta que después de la boda, sin ver las fotografías de dicho acontecimiento tan importante, partieron para llegar a la capital. “Al día siguiente de la boda, no vimos ni fotos ni nada, y la familia nos preguntaba ‘¿a dónde van a ir?’, sólo dijimos ‘¡nos vamos al Sureste!’”.

 “No teníamos familia, no conocíamos a nadie, nos venimos a la aventura”, apuntó. Pero ¿por qué  Campeche?, Antonio agrega: “Agarramos el mapa y empezamos a revisar a dónde nos vamos, ¿a Los Cabos? ¿Guadalajara? y decidimos Campeche, aunque no sabíamos qué era. Luego en Mérida compramos la revista “México Desconocido” que le dedicaron a Campeche, empezamos a revisarla y nos enamoramos de la ciudad, fue nuestra guía”.

El negocio de “Las Puertas” nació un 13 de agosto de 2002 en la Calle 10 #256 en el Centro Histórico de la ciudad, iniciando como un sueño que tenían  sus dueños. Sofi anhelaba tener una cafetería y Antonio deseaba vivir junto al mar  y es así como surge esta idea que, hasta la fecha, es uno de los lugares favoritos de los campechanos.

Antonio revela que cuando adquirieron la máquina para preparar el café,  el vendedor les aconsejó que se prepararan e investigaran porque “el café es otro mundo”. El peculiar nombre de “Las Puertas” surgió porque, cuando iniciaron en el Centro, el local anteriormente era una panadería llamada “La Camelia”, donde había muchas puertas tiradas que los trabajadores usaban como andamios, qué mejor objeto para rehabilitar y utilizar como decoración.

“La barra son dos puertas, el baño tiene un  espejo que es una puertita, cuando iniciamos en el Centro, de un lado  teníamos Puerta de Mar y  del otro lado Puerta de Tierra, pero además era una panadería, ahí tenían muchas puertas abandonadas y las estaban usando como andamios. Para  nosotros que veníamos de México eran unas joyas, así que las pintamos y las adecuamos para adornar el café”, explica Sofí.

Además de ofrecer una gran variedad de bebidas frías y calientes, otra característica que identifica a este café es su sala de lectura, un espacio donde cualquier persona que acuda a degustar una bebida puede también leer un libro y cultivar el hábito de la lectura.

También podría interesarte  América va por la cima

cafe las puertas (6)  web

“Hay gente que se lleva libros, pero nos regresa dos o tres que tienen en su casa; no se queda muerta la Sala de Lectura”, cuentan Antonio y Sofi.

Una atenta Sofi nos cuenta que la misión del negocio es muy importante y que a diario la ponen en práctica para ser mejores cada día: “El arte de servir, al servicio del arte”.

“Para nosotros el servir es un arte, no cualquiera sabe servir. Una cosa es que llegues, te avienten la carta y a ver cuándo te atienden; hay que saber servir a la gente. Y ‘el servicio del arte’ es porque tenemos un espacio dedicado a la lectura, exposiciones de fotografías, cine, esculturas e incluso hasta para la música”, enuncia.

Antonio manifiesta que el mayor logro que han tenido como empresarios es mantenerse en el mercado. Y ante la competencia, Sofi declara: “La competencia es buena, pero nosotros somos más fregones”.

Con el paso del tiempo adquirieron su propio local y actualmente “Las Puertas” se encuentra ubicado en la calle 10 #415 en el tradicional barrio de San Román. “Nosotros comenzamos a hacer ruedas de prensa y es así como empezamos a darnos a conocer.  Se hizo una galería dentro del café, eso nos caracteriza  de otros cafés; se inauguró con exposición de pinturas y esculturas y desde eso se identificó como una cafetería cultural”, indicó Sofi.

Ella misma recuerda que ahí han realizado todo tipo de actividades relacionadas con el arte, desde una exposición de fotografías,  hasta ciclos de cine y presentación de libros y revistas.

“Se han grabado muchos programas de televisión en diferentes televisoras. ‘Al servicio del arte’ porque es de la literatura, de la pintura, de la escultura, de la música, y eso siempre nos hace diferente a la competencia”, declaró.

Ambos comentan que la especialidad del lugar son las bebidas frías y calientes y lo que más piden los clientes son las bebidas como el splash, el té chai y los capuchinos de sabores.

Además de ser grandes empresarios, Antonio y Sofi se encuentran preparados profesionalmente en el sector de bebidas: “Hemos tomado muchos cursos, desde inventarios, almacenes,  hasta cursos de barras de café, de bebidas. El año pasado fuimos a tomar un curso de bebidas de vanguardia y también vamos a la expo café cuando se puede, siempre estamos actualizándonos para ofrecer lo mejor a nuestros clientes”, comenta Sofi.

cafe las puertas (5)  web

Añadieron que también  hay jóvenes de las escuelas de Gastronomía que acuden a realizar su servicio social, situación que aprovechan porque también ellos aprenden nuevas ideas con estos futuros profesionistas.

Para Antonio y Sofi, el servir es lo máximo, es serle útil a la gente y eso ha servido de mucho, porque casi nunca han pagado publicidad debido a que el café se ha hecho publicidad de boca en boca. “No somos meseros, somos anfitriones; de alguna manera la clientela ya está acostumbrada a que la atención sea personalizada, incluso por nosotros”, apunta Antonio.

Con lágrimas en los ojos, Sofi relató que la mayor satisfacción que han tenido es ser reconocidos por todo Campeche, desde instituciones hasta dependencias de Gobierno y medios de comunicación: “Hemos dado pláticas en varias universidades, hemos sido jurado en muestras gastronómicas. La gente nos ha ayudado y en eso estamos agradecidos con toda la gente campechana”, señala.

Reconocieron que una parte fundamental de este gran negocio es su mano derecha, la señorita Richaud, quien siendo una persona jubilada ha formado parte de la familia “Las Puertas” y ha brindado su apoyo por más de 10 años.

Finalmente, agradecieron a su familia campechana, como ellos le dicen, y dijeron que es parte fundamental de este gran sueño hecho realidad, además de sentirse enamorados de Campeche y que siempre practicarán “El arte de servir, al servicio del arte”.

cafe las puertas (7)  web

1

2

3