EL UNIVERSAL

Bajar de peso es uno de los propósitos más escuchados al iniciar el año, pero pocos lo cumplen pues las tentaciones aparecen en todo momento.
Luego de las fiestas decembrinas se suele aumentan hasta cuatro kilogramos, pues las comidas tradicionales cuentan con mucha grasa, carbohidratos y se sirven en cantidades generosas.
De acuerdo con autoridades de salud, una alimentación balanceada incluye cinco comidas al día: tres fuertes y dos colaciones. Lo recomendable también es hacer 30 minutos de ejercicio diario.
Aquí te presentamos una serie de alimentos que pueden dañar el organismo, ingiriéndolos en exceso.

1) Salchichas 
Este alimento se destaca por contar con alto nivel de grasa y condimentos; irrita el estómago debido a que es difícil de digerir; además de que no contiene suficiente cantidad de proteína, por lo que no aporta fuerza a los músculos.

2) Donas 
Los bizcochos están hechos de harinas y azúcares; ingerirlas sin hacer ninguna actividad física puede hacer que se conviertan en grasa almacenada sobre todo en las caderas y en el área del estómago formando la famosa “pancita”.

3) Tocino 
Contiene altos niveles de colesterol que con el tiempo bloquean las arterias, por lo que puede provocar problemas de hipertensión y retención de líquidos por el alto contenido de sodio.

También podría interesarte  Avalan alzas de Predial para los ayuntamientos

4) Comida empanizada o capeada 
Los alimentos con harina absorben más aceite, lo que los hace más difíciles de ingerir; cuentan con una gran cantidad de carbohidratos que sólo con mucho ejercicio se convierten en energía.

5) Comida muy picante
Estos alimentos irritan el estómago, el colon y los intestinos, lo que causa una digestión lenta y molestias; además de que incrementa la acidez y provoca gastritis y colitis.

6) Frituras hechas en aceita reciclado 
Usar el mismo aceite varias veces cambia la estructura química de las grasas y las satura, lo que se conoce como “trans”. Estas grasas se pegan fácilmente a tus arterias y podrían obstaculizar el flujo sanguíneo.

7) Dulces y postres azucarados 
Los postres suelen contener mucha azúcar refinada y harinas, y suelen desgastar el páncreas, el cual genera insulina para digerirlos. Al ingerirlos en exceso causa que el páncreas trabaje más y por más tiempo, por lo que eventualmente puede dejar de funcionar.