Desinformados. Nuevos datos sugieren que existe un vacío en la información sexual de los adolescentes

EL UNIVERSAL

El 35% de los adolescentes no ha recibido información sobre planificación familiar y enfermedades de trasmisión sexual, y 50% no sabe cómo utilizar los métodos anticonceptivos, revela una encuesta realizada por el Centro Latinoamericano Salud y Mujer (Celsam) y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa).

Dicho estudio arroja que esta falta de información entre adolescentes que tienen un inicio temprano de su vida sexual, los conduce al riesgo de un embarazo no planificado o a posibles padecimientos de transmisión sexual.

Rafaela Shiavon, directora de la organización internacional IPAS México, dijo que los adolescentes se enfrentan a diversas barreras para tener acceso a los métodos anticonceptivos, desde los costos hasta los horarios que establecen las clínicas de salud para atenderlos.

La especialista destacó la necesidad de fortalecer los programas educativos y de prevención, pues 40% de las adolescentes que ya tienen un hijo dicen que no lo planearon o no lo deseaban.

Al analizar la encuesta Conocimiento, actitud y práctica de anticoncepción en adolescentes mexicanos, que recientemente se dio a conocer y que fue aplicada a 6 mil 585 personas entre los 10 y 19 años de edad, Juan Carlos Hinojosa, presidente del Centro Latinoamericano Salud y Mujer (Celsam), comentó que la edad media del inicio de la actividad sexual en zonas urbanas y población de un nivel socioeconómico medio son los 15 años.

De acuerdo con el estudio, realizado en 11 estados pero que es representativo de la situación de los adolescentes de 10 a 19 años de edad, cerca de 50% de los jóvenes con vida sexual activa no usan métodos anticonceptivos o “sólo algunas veces”.

Entre las respuestas que los adolescentes dan cuando se les pregunta por qué no usan anticonceptivos, destacan expresiones como “no lo pensé”, “por vergüenza”, “miedo” o “porque no pensaba tener relaciones sexuales”.

Asimismo, más de 60% de los encuestados dijo conseguir los métodos anticonceptivos en farmacias; 10% a través de amigos.

Para Hinojosa, si bien en dicha encuesta 90% de los jóvenes de 10 a 19 años respondió conocer sobre anticoncepción, y 60% de los que tienen vida sexual activa aseguró que siempre utilizan algún método, “el problema es que en la realidad sigue habiendo embarazos no deseados”, comentó.

Según los especialistas, lo importante es que los adolescentes conozcan los diferentes métodos anticonceptivos, pero también su uso correcto y que sea constante.

Hinojosa informó que en esta encuesta se encontró una prevalencia de embarazos de 16%, y el promedio de edad del primer embarazo fue a los 16 años.

Dijo que se requiere construir una mejor educación sexual-reproductiva entre los adolescentes, para que puedan ejercer su sexualidad de una manera libre, responsable e informada y así evitar infecciones de transmisión sexual, incluyendo VIH-sida o embarazos no planificados.

Para Rafaela Shiavon, también secretaria técnica del Comité Promotor por una Maternidad Segura, dijo que es necesario que los jóvenes aprendan a tener un uso correcto de los métodos anticonceptivos, porque de nada sirve que utilicen condón sólo una vez a la semana, o la píldora de emergencia, cuando están teniendo constantemente relaciones sexuales.

Explicó que dicho estudio es el primero en México en recopilar opiniones de menores de 15 años de edad. Es decir, integra la información del grupo de 10 a 14 años sobre el que hay evidencia de que ya tienen relaciones sexuales. Aclaró que la situación de este sector se ha mantenido “invisible” porque no se ha estudiado.

También podría interesarte  Arrestan a mexicana por impuestos

Historias 

Alicia 

“No sé cuánto cuesta un condón y la verdad me daría pena ir a comprar uno a la farmacia. En ese caso mando a mi novio, y si él no quiere usar el condón, entonces le digo ‘bye’.

Yo no he tenido relaciones sexuales, pero cuando lo haga lo haré con protección, para cuidarme.

No quiero que me ocurra como a una compañera de mi grupo que comenzó a tener relaciones sexuales con varios compañeros y no se cuidó. Ahorita ella ya me invitó a celebrar su “baby shower” porque está embarazada y tiene mi edad: 14 años.

Yo no quiero eso para mí, pero la verdad es que no tengo la suficiente información sobre cómo cuidarme en el momento en que yo decida tener relaciones sexuales.

En mi casa, mi mamá me dice que me debo de cuidar, pero no me explica a detalle, y en la escuela nos dan información sobre métodos anticonceptivos, pero ésta es realmente muy poca”.

Alejandra 

“Varias amigas se han embarazado”

“Acabo de iniciar mi vida sexual y [mi novio y yo] sólo nos protegemos con el condón.

No sé mucho sobre los diversos métodos anticonceptivos, pero lo que sé es que el condón y las pastillas anticonceptivas te sirven para no quedar embarazada. En la farmacia conseguimos los condones, es muy fácil.

Hay varias compañeras de mi escuela que han quedado embarazadas porque no se cuidaron. Todas las veces que lo hago, siempre es con protección. Hasta el momento es así”.

Zulay 

“Todo se aprende sobre la práctica”

“No sé cuántos métodos anticonceptivos hay, los que sé son los que utilizo: condones y píldora de emergencia.

Mi primera relación sexual fue a los 18 años de edad. A veces me cuido y hay ocasiones en que no. Hay veces en que mi novio y yo no concluimos la relación sexual, pero cuando eso pasa tomo mis precauciones y tomo mi píldora de emergencia, por si las dudas.

Mi novio es el que trae los condones, por lo que yo no tengo que ir a la farmacia, aunque no me daría pena hacerlo.

En mi casa casi no me hablan de métodos anticonceptivos, y en la escuela la información es muy poca. Si en la secundaria era mínima la información, ahora en preparatoria es nula.

La verdad es que yo aprendí sobre los métodos anticonceptivos en la práctica”.

Emmanuel 

“A corta edad no quiero ser papá”

“Yo inicié mi vida sexual a los 18 años de edad. En mi primera relación sexual sí me protegí usando condón, y en las subsiguientes he tratado, en la mayoría, de hacerlo.

En ocasiones no me he cuidado, porque a veces uno piensa que no va a pasar nada, o sólo por curiosidad arriesgarse.

Hasta el momento no he tenido ninguna sorpresa.

Desde que inicié mi vida sexual no me ha dado pena ir a la farmacia a comprar condones, pues es como si compraras un jarabe para la tos.

Ahora tengo la información sobre cómo protegerme, pero creo que ésta es insuficiente, me hace falta conocer más sobre los diversos métodos anticonceptivos.

Lo que sí tengo claro es que no quiero convertirme en padre a corta edad.

Mi mamá me habla sobre estos temas, aunque no le gusta mucho que yo ya tenga relaciones sexuales con mi novia”.