El aumento de la resistencia a los antibióticos representa “un inmenso peligro para la salud mundial”, ha indicado la directora general de la OMS, al presentar el primer estudio de la organización sobre el tema.

Esta resistencia “ha alcanzado niveles peligrosamente elevados en todas las partes del mundo”, ha afirmado este lunes la directora general de la Organización Mundial de Salud (OMS), Margaret Chan.

Es uno de los desafíos sanitarios más grandes del siglo XXI, que necesita un cambio a nivel mundial del comportamiento tanto de los individuos como de las sociedades”, ha indicado Keiji Fukuda, representante especial de la directora general de la OMS.

La investigación, publicada este lunes en Ginebra (Suiza), revela que cualquier persona puede verse afectada por una infección resistente a los medicamentos.

La resistencia a los antibióticos, también llamada antibioresistencia, aparece cuando una bacteria evoluciona y se convierte en resistente a los antibióticos que se utilizan para tratar infecciones, explica la OMS.

Este fenómeno se debe al consumo excesivo de antibióticos y a su mal uso. Pero según una encuesta en 12 países incluida en el estudio, un 44 % de las personas preguntadas cree erróneamente que la resistencia solo afecta a los que abusan de los antibióticos.

Más del 60 % de los encuestados cree también erróneamente que los pacientes que toman correctamente sus antibióticos no tienen ningún riesgo de infección.

“En realidad cualquier persona en cualquier momento y en cualquier país puede verse afectada por una infección resistente a los antibióticos”, subraya la OMS, que entre el 16 y el 22 de noviembre celebra su primera Semana Mundial del Buen Uso de los Antibióticos.

También podría interesarte  Encabeza C. Castañón carrera contra cáncer

En abril, la OMS lamentó que los servicios de sanidad en el mundo no tomen en cuenta el mal uso de los antibióticos, “Es uno de los desafíos sanitarios más grandes del siglo XXI, que necesita un cambio a nivel mundial del comportamiento tanto de los individuos como de las sociedades”, ha indicado por su parte Keiji Fukuda, representante especial de la directora general de la OMS sobre esta cuestión.

Por eso el primer objetivo de la organización es luchar contra las ideas falsas. Más del 75 % de los encuestados piensa por ejemplo que la resistencia a los antibióticos se produce cuando el organismo se convierte en resistente a los antibióticos.

Pero en realidad se trata de bacterias -y no de seres humanos o animales- que se convierten en resistentes a los antibióticos. Su propagación es la causa de estas infecciones, difíciles de tratar.

Para resolver el problema, la OMS recomienda tomar antibióticos sólo si los receta el médico, seguir todo el tratamiento hasta el final (incluso si el paciente ya se siente mejor), nunca utilizar antibióticos que hayan sobrado de un tratamiento y nunca compartirlos con otras personas.

http://www.hispantv.com/