En 2017, el costo del dinero en México podría incrementar, debido al aumento de las tasas de interés de los créditos bancarios entre 1.5 y 2.5 puntos porcentuales, advirtió la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

El presidente del organismo regulador, Mario Di Costanzo, explicó en conferencia de prensa que las tarjetas de crédito serán de los primeros productos financieros que se encarecerán, al igual que los créditos hipotecarios, por lo que recomendó cautela y comparar costos antes de contratar algún servicio bancario.

“Hemos dicho que los créditos pueden incrementarse entre 1.5 y 2.5 puntos porcentuales. Primero, desde luego, productos como créditos simples como la tarjeta de crédito y posteriormente los créditos hipotecarios”.

Dijo que con los últimos incrementos, por ejemplo el crédito de nómina, en el caso de Famsa tiene una tasa de interés de 50 por ciento e Inbursa, de 27.80 por ciento, lo que denota un importante diferencial que debe tomar en cuenta el consumidor.

“Veremos aquí la importancia de comparar y lo que nos podemos ahorrar si decidimos usar un crédito”, explicó.

También podría interesarte  También alertan sobre robos de identidad

En crédito personal, por ejemplo, “Con su pago” cobra 87 por ciento y HSBC aplica 29.80 por ciento; “esta es al brechota que hay y que puede acentuarse”, explicó.

En este sentido, dijo que se pide a todos los usuarios que revisen sus contratos de créditos hipotecarios y sobre todo si están a tasa fija o variable.

Agregó que la Condusef tiene registrados cinco mil 379 productos a tasa fija, 334 a tasa mixta y mil 135 a tasa variable, por lo que es importante que los usuarios revisen el incremento en la tasa de interés, que repercutirá en aumento en las tasas de los créditos.

Por otra parte, dijo que es importante cuidar no endeudarse, “porque el próximo año todo apunta a que el dinero va a ser más caro. Cuando aumenta la tasa de interés eso es lío que refleja, aumenta el costo del dinero”.