Un grupo de astrónomos del Centro de vuelo espacial Goddard de la NASA detectaron cometas ‘suicidas’ que se hundían en la estrella joven HD 172555 situada a unos 95 años luz de la Tierra, utilizando el telescopio espacial Hubble.

La estrella donde ocurrieron estos fenómenos se encuentra en la Asociación estelar de Beta Pictoris, que es el conjunto de estrellas jóvenes más cercano a la Tierra,  y tiene una antigüedad de 23 millones de años.

El equipo de astrónomos encabezado por Carol Grady,  no vio a los comentas directamente alrededor de la estrella, pero su presencia fue inferida por la detección de gas que es probable que los remanentes vaporizados de sus núcleos de hielo.

Hubble detectó silicio y gas carbónico en la luz de las estrellas. El gas se movía a unas 360 mil millas por hora a través de la cara de la estrella.

De acuerdo a los astrónomos, la explicación más probable es que los gases se formaron después de que unos objetos parecidos a cometas se fragmentaron al atravesar este disco.

También podría interesarte  Vitaminas disminuyen riesgo de cáncer

Sin embargo, sin más datos adicionales no se puede saber con certeza si de verdad se trata de cometas o de algún otro tipo de objeto, como asteroides. “Tienen la apariencia de cometas y se mueven como ellos, pero no podemos confirmar que lo sean hasta que determinemos su composición”, afirma Carol Grady, citada por HubbleSite.

El hallazgo permitirá saber más sobre el efecto que la caída de estos cometas pudo tener en las etapas tempranas del Sistema Solar y también en actualidad, ya que, precisamente, estos objetos espaciales tal vez transportaron agua a la Tierra y a otros planetas del sistema.

noticiasmvs.com