El Instituto de previdencia de accidentes laborales (Inail) fue condenado a dar pensión vitalicia a un individuo que desarrolló un tumor cerebral por usar más de tres horas al día su teléfono celular por asuntos de trabajo.

La sentencia fue emitida el pasado 30 de marzo por los jueces del Tribunal de Ivrea, al norte de Italia, quienes establecieron que Roberto Romeo se enfermó por usar el dispositivo  durante 15 años de su vida:

“Estaba obligado a utilizar siempre el celular para hablar con los colaboradores y para organizar el trabajo. Durante 15 años hice innumerables llamas, de hasta 20 o 30 minutos cada una”, declaró Romeo.

Romero, de 57 años de edad, fue diagnosticado en el 2010 con un tumor cerebral benigno después de sufrir malestares en el oído, lo que ocasionó que le fuera extirpado el nervio acústico.

También podría interesarte  Pediatras piden que menores de un año no beban jugos de fruta

A pesar de que sus abogados Renato Ambrosio y Stefano Bertone anunciaron que se trataría de la primera vez que una corte reconoce el nexo entre un tumor cerebral y el uso del celular, en el 2012 ya hubo un caso similar en el que un tumor cerebral dejo paralizada la cara de un hombre de 60 años, después de usar un equipo telefónico por 12 años, durante al menos 6 horas al día.

sdpnoticias.com