Las espeluznantes cifras dadas a conocer por la alcaldesa de Campeche sobre el desastroso estado financiero del ayuntamiento son una muestra de que ese cargo es ocupado solamente como punta de lanza para un cargo político. La alcaldesa ha presentado un valiente diagnóstico financiero transparentando todas las cuentas que le han sido entregadas hasta el momento de la anterior administración. Ha hecho lo que ningún otro alcalde de Campeche se ha atrevido a aclarar y eso es un atinado inicio. Como lo deja en claro, no lo está haciendo con un revanchismo político, sino como una manera de concientizar a la ciudadanía de que el círculo vicioso de morosidad de pagos de servicios-endeudamiento- nómina exorbitante, ha llevado al ayuntamiento al límite de su capacidad de atención ciudadana.

La pregunta que muchos se hacen no sólo tiene que ver con la opacidad con la que se manejaron las finanzas de la Comuna, sino con la absurda anuencia de abultar cada trienio la nómina. Existen preguntas que nos tienen que responder los cuatro últimos encargados del Ayuntamiento: ¿Acaso nunca supieron que la nómina absorbía la mitad o más del presupuesto anual? ¿Cómo esperaban dar un buen servicio o cumplirle a la ciudadanía con un déficit tan alto? Las respuestas vienen a confirmar que los ocupantes de la silla de la Calle 8 sólo buscaron echar las anomalías debajo de la alfombra para apuntalar su carrera política. Se burlaron de la inteligencia ciudadana vendiéndonos la idea de que estaban atendiendo los problemas y al final omitieron informarnos de su cochinero. Esa fue la realidad.

También podría interesarte  La incógnita es si la reforma pondrá fin a los aviadores

TUMBABURROS

Nómina (Sust. común). Dícese así a la relación de un determinado número de trabajadores –y no trabajadores que están habilitados para recibir un salario de un Ayuntamiento que está en quiebra y que, para colmo sigue creciendo. Virus que mara lentamente las finanzas de la Comuna.

Quiebra (Verb). Pérdida, números rojos, figura que asola a todo aquel ente que gasta más de lo que recibe y cuyo ejemplo más claro es el Ayuntamiento de Campeche. Espectro que perseguirá por mucho tiempo a las siguientes administraciones hasta que dejen de gastar tanto en nómina.

SCJN (Acron.). Siglas del máximo tribunal del país y cabeza del Poder Judicial de la Federación que estará decidiendo en los próximos meses –o años- si le corresponde a no la razón a Campeche en su conflicto limítrofe con Quintana Roo, donde se sienten cada vez más seguros de ganar.