¡Qué emoción! Ahí viene el bebé, toda la familia está emocionada, los amigos preguntan por la fecha de nacimiento y hasta la gente que no conoces te hace llegar sus buenos deseos.   Entre toda la alegría que te rodea, alguien te dice: “Ojalá traiga torta bajo el brazo”… ¿Ojalá?

El bebé no tiene la culpa de que papá y mamá se confíen en las buenas bendiciones de los demás, estos son 4 puntos importantes que según las mamás expertas hay que poner atención:

-Control Prenatal-

En general, practicar la salud “preventiva” siempre será más económico que esperar a que suceda una enfermedad y tener que enfrentar el costo de recuperar la salud. Del mismo modo, el prever la salud preventiva de tu bebé durante la gestación y programar el  pago consultas, ultrasonidos, marcadores para malformaciones congénitas y todas aquellas pruebas que lleguen a ser necesarias, es algo que hay que anticipar y procurar que no se conviertan en  “gastos imprevistos”.

La salud preventiva, tanto para los que vienen en camino como para los que ya estamos grandecitos, no solo te dará tranquilidad sino que en caso de tener que enfrentar algún proceso o condición se haya detectado, puedas buscar con tiempo las opciones y medios necesarios sin dañar tu patrimonio.

-El “Paquetenazca” y los “seguros”-

Como eso de llamar a la partera y que venga a la casa ya pasó de moda, ahora hay que planear dónde quieres que nazca tu bebé y qué atención quieres que reciba.

Aclaro algo, esto no es cuestión de presumir el Hotel… digo Hospital dónde nació, es cuestión de tener la tranquilidad que el lugar y personal que elijas tengan los medios que durante el alumbramiento tu atención solo est´w enfocada en que todo salga bien.

Los costos de los paquetes de maternidad pueden variar según la región, el hospital y el método (parto natural o cesárea). Además hay que investigar si incluye los honorarios médicos o éstos se pagan por separado.

Ahora bien, los papás precavidos que contrataron un Seguro de Gastos Médicos y que respetaron los períodos de espera que estos establecen cuentan con una “ayuda” económica (limitada)  por parte de la aseguradora para cubrir parte o tal vez la totalidad de estos gastos. Además de la tranquilidad de que no faltará dinero para recuperar la salud en caso de que el bebé o la mamá tengan alguna complicación antes y después del parto.

Acércate a tu asesor de seguros y pregunta cómo puedes usar tu seguro de la mejor manera posible.

También podría interesarte  Igualdad

– Gastos de acondicionamiento y los pañales  –

Antes de que llegue el pequeñito, pequeñita o pequeñitos (¡cielos!) que van a ocupar tu tiempo y quincena. Ten en cuenta que dos de los gastos más importantes que hay que prevenir son: el acondicionamiento y los pañales.

El primero es el gasto en cosas o adaptaciones que haya que hacer para su estancia, desde la bañera hasta el aire acondicionado (importante en algunas regiones). Para algunas de estas cosas tendrás el apoyo de algunos regalos o de cosas que otros papás ya hayan usado, pero para algunos de éstos sí habrá que hacer y programar un desembolso.

Ahora…!Los pañales! Es todo un tema. El gasto que un bebé puede generar en pañales puede sacar de presupuesto a cualquier familia. Por lo cual una de las mejores recomendaciones que hay es “baby shower” de pañales. Efectivamente, olviden la ropita y los regalitos… los papás se lo agradecerán. ¿De qué talla? No importa, de todos maneras se los va a acabar.

Ahora, entre la economía y la ecología hay una delgada línea… considera los pañales ecológicos. Tienen sus pros y sus contras, pero creo que al final del camino hay que ir pensando en dejarle un mejor lugar para vivir a nuestros hijos. Haz la tarea, investiga y evalúa esta opción.

– Vacunación y fondo de emergencia –

Como todo buen ciclo hay que regresar al principio…¡salud preventiva!

El nuevo integrante necesita tener un gasto programado con las visitas al pediatra, además de sus vacunas. Las cuales claro tienen un costo, ve que opciones tienes y si en algún momento tu seguro (en caso de que lo tengas) te puede cubrir ese gasto.

¿Y el gasto de las carreras por emergencia al hospital? También eso se puede prever. Papá prevenido vale por dos, y ahora más que nunca el tener un “cochinito” o pequeño ahorro en casa para poder pagar la atención médica del recién nacido se convierte en un gran escudo para tus finanzas durante los primeros años de vida … y durante el resto ¡también!

Esta vez sí me declaro como un mero reportero de las experiencias de algunas mamás, quienes son las fuentes de información, aun así investiga, haz tu tarea y prepara las finanzas de la etapa más hermosa de tu vida.

Por favor, hazme llegar tus dudas o comentarios a mi correo: adolfo.vargas@av-asesoria.com

¡Ah!…y recuerda, “la lana viene y va… pero porque tú la dejas escapar”.

¡Hasta la siguiente colaboración!