El Obispo de Campeche José Francisco González cerró su largo periplo por el Centro y Occidente del país al encabezar ayer sábado la misa de la Diócesis de Campeche en la Basílica de Guadalupe.

Ante más de 500 peregrinos campechanos y feligreses de la capital del país, Monseñor González ofició la misa frente a la Patrona de México en la que además estuvo acompañado de párrocos y diáconos procedentes de Campeche como parte de la Peregrinación Anual. Fue el colofón de un periplo que duró más de una semana que lo llevó también a Guadalajara, Jalisco; Zamora, Michoacán; y finalmente la Ciudad de México.

El líder de la Iglesia Católica de Campeche fue acompañado por cientos de feligreses que partieron en autobús desde la capital del estado desde la semana pasada. Monseñor González visitó la comunidad de Huaxtla, Jalisco, donde platicó y departió con el párroco y feligreses de esa localidad del Occidente del país para después visitar Guadalajara.

El periplo de monseñor González e integrantes de la Diócesis de Campeche también incluyó una visita a Zamora, estado de Michoacán, donde presidió una misa en el santuario Guadalupano.

También podría interesarte  Intentan robar en la casa de líder municipal de PRI

Finalmente, el sábado, monseñor González llegó desde temprana hora a la Basílica de Guadalupe donde acompañado de los cientos de feligreses campechanos participantes de la Peregrinación Anual de la Diócesis de Campeche agradecieron a la Virgen de Guadalupe. En su mensaje, monseñor González destacó que la visita tiene un tono particular, toda vez que “estamos en el Año Jubilar de la Misericordia.

La Virgen de Guadalupe se hizo presente en este Valle del Anáhuac para mostrar su característica más propia de ella: Madre de misericordia”, explicó. Monseñor González dijo que también ha sido un año “marcado por situaciones que afectan a nuestro país, a nuestras familias. A María encomendamos la protección de la Patria, y de las familias que conforman el México actual”, añadió. Recordó asimismo el valor que le dio el Papa Francisco a la Virgen de Guadalupe.

“El Papa Francisco recalcó que la Virgen de Guadalupe llega a ser una llave interpretativa, una hermenéutica para comprender las raíces de la fe del pueblo, que no se entiende sin el regazo de la Madre.

Redacción
redacion@multimedioscampeche.com
Foto:Archivo/Ilustrativa