En entrevista radiofónica con Ciro Gómez Leyva, para Grupo Fórmula, el funcionario aseguró que incluso asumiendo que gane Donald Trump, el gobierno federal tendrá que esperar a ver cómo se irán moviendo las variables del mercado, para ver si se necesita o no enviar un mensaje distinto al que ya se ha enviado con la aprobación de la Ley de Ingresos y el Plan de Negocios de Pemex.

“No vale la pena tener reacciones precipitadas sin tener la información completa del mercado; eso no quiere decir que no vayamos a estar viendo cómo se irán comportando las variables”, afirmó.

Dijo que de aquí a la elección en Estados Unidos, el próximo 8 de noviembre, lo que hará el gobierno es revisar el comportamiento de los mercados para tener un panorama general de lo que podría pasar con la economía.

También podría interesarte  Presenta Ramón Méndez ruta del PRI en Congreso

“Estas últimas semanas la economía mexicana ha estado sujeta a gran volatilidad, lo que nos ha dado la oportunidad de ver cómo reaccionarían mercados a un posible resultado y vemos que los mercados funcionan bien”, aseveró.

Sobre la implementación de un “plan emergente”, por parte del gobierno federal, en caso de que gane Donald Trump, Meade explicó que no se trata de un plan extraordinario o diseñado específicamente para hacer frente a ese resultado, sino que trata de la suma de acciones que se han venido trabajando desde el año pasado.

“El Paquete Económico, el Plan de Negocios de Pemex, ya pre fondeamos todos los vencimientos de los primeros meses del año que viene. Todo nuestro actuar está enfocado a enfrentar la volatilidad de un posible evento extraordinario. La volatilidad no afecta ninguna de nuestras variables”, afirmó.

milenio.com