El alcalde de Campeche por fin salió a dar la cara a los trabajadores que el día de hoy se manifestaron a las faldas del palacio municipal y aseguró que el Ayuntamiento fue saqueado, por lo que las labores de organización se han retrasado, también aseguró que se trabajará en la rehabilitación de los rastros.

Por otro lado, comentó que los trabajadores que realmente trabajen seguirán en las filas del Ayuntamiento y los que no, simplemente se irán; el alcalde aseguró que llamará a esas personas que fueron despedidas para reincorporarlas.

Sin embargo, tal parece que esto no fue suficiente para calmar los ánimos de los más de 600 trabajadores que se encuentran en el palacio municipal, pues su líder, Manuel Bonilla aseguró que se quedarán en el palacio ante la falta de interés en resolver el tema.

Bonilla además, aseguró que el alcalde salió a amenazarlos en vez de salir a resolver el conflicto.

Redacción.