Quien debía de cuidar de un anciano de 89 años de edad y enfermo con Alzheimer resultó ser la persona que le propiciaba severas golpizas durante la noche, y  que después su familia se preguntaba por qué presentaba moretones y heridas en el rostro y cuerpo.

La sorpresa fue cuando las lesiones comenzaron a presentarse en forma diaria en el abuelito de la familia, que llevaron a colocar una cámara de video a un costado de su cama.

El video mostró algo que dejó horrorizados a los familiares del hombre postrado en la cama, cuando observan que el anciano que se encontraba en un asilo era sometido a severo maltrato físico de parte de su enfermero.

La idea fue del nieto del Georges Karam, como ha sido identificado al hombre de edad avanzada, quien al observar que solamente con vigilancia se podría conocer que le provocaban las heridas en su rostro.

En forma desafortunada la respuesta se obtuvo y la casa hogar Garry J. Armstrong, localizada en Ottawa, Canadá permitió realizar la investigación hasta encontrar que el anciano era golpeado por su enfermero, y utilizaba los puños cuando realizaba el cambio de pañal.

También podría interesarte  Policía somete a joven por oír música 'demasiado alto'

Los trabajadores fueron informados sobre el sistema de video que se había instalando en la habitación del hombre de la tercera edad el pasado 8 de mayo, pero eso no impidió que uno de los encargados de su salud se desquitara.

El video muestra que el responsable de su cuidado le dió 11 impactos en su cara con los puños cerrados, en donde el anciano con sus débiles brazos intento defenderse.

La familia de la víctima se encuentra consternada después de ver el maltrato.

Se desconoce las medidas que tomar el hospital contra el enfermero, así como si la familia del anciano interpone alguna denuncia por el maltrato de su abuelo.

debate.com.mx