Lo que para una pareja fue el momento más romántico, para un pequeño fue el mejor instante para hacer pipí.

Kevin Przytula decidió que era el momento de dar el siguiente paso en su relación y de rodilla pidió matrimonio a su novia, mientras que un niño que se encontraba junta a ellos, no contuvo las ganas de orinar, sin importarle que pudiera arruinar la escena de amor.

Afortunadamente la pareja no se percató de lo que estaba ocurriendo a su lado, hasta que se dieron el sí.

El video, de inmediato se hizo viral en la red y muchos lo tomaron con mucho humor, aunque uno que otro destacó la importancia de escuchar a los pequeños, sobre todo en un momento tan importante para una pareja.

Agencias.