En este país asiático, la obsesión por tomarse selfies cobra otra víctima: un bebé de apenas 10 meses de edad que su madre dejó caer de varios metros de altura.

Según medios locales, la mujer, que iba acompañada del padre de la niña, intentaba tomarse una selfie con su teléfono móvil cuando la dejó ir.

En el video grabado por una de las cámaras de seguridad del centro comercial, se puede ver cómo la niña se aleja de los brazos de su madre y cae al vacío por el espacio que hay entre el barandal del pasillo y el de las escaleras eléctricas.

Segundos antes del accidente se puede ver a la madre junto a su pareja tomándose selfies mientras ella sostiene a la bebita con su brazo izquierdo.

Luego se les ve caminar por el pasillo para ascender al piso superior cuando el accidente sucede.

De acuerdo a medios locales, los testigos del incidente aseguraron que el esposo le pidió a la madre hacerse un autorretrato mientras subían por las escaleras.

En el video también se aprecia que la madre parece perder el equilibrio por algo, lo que la hizo dejar caer a su hija, que murió instantáneamente al estrellarse contra el piso.

Tras soltarla, los padres se apresuraron a rescatar a la bebé. Otros clientes del centro comercial también intentaron reanimarla, pero nada pudieron hacer pues ya había perdido la vida.

Apenas hace unas semanas, otro ciudadano de la India, un taxista, murió víctima de las lesiones provocadas por un enorme oso con el que había intentado hacerse una selfie a un costado de la carretera por la que circulaba.

Un estudio reciente reveló que la India es uno de los países donde más personas mueren al intentar hacerse autorretratos con las cámaras de sus teléfonos inteligentes.

De acuerdo al análisis de la Universidad Carnegie Mellon y el Instituto Indraprastha de Información de Delhi, al menos 76 de las 127 muertes relacionadas con autorretratos con teléfonos móviles o cámaras portátiles entre 2016 y 2017, sucedieron en algún lugar de la India.

No solo eso, sino que un gran número de personas resultan heridas de gravedad en la India por tomarse selfies en situaciones cada vez más arriesgadas.

El año pasado trascendió el caso de un hombre que resultó gravemente herido al intentar tomarse una selfie junto a las vías del tren, que lo embistió mientras este grababa con su teléfono.

Agencias.