Recientemente, el príncipe Harry y su esposa, Meghan Markle, sorprendieron con la noticia de su separación de la familia real para comenzar una vida independiente, lejos de las obligaciones y derechos de la corona británica. Y luego del anuncio, muchos seguidores de la realeza ya comenzaron a hacer desaires a los duques de Sussex, al igual que el reconocido museo de cera de Londres, el Madame Tussauds.

Dentro de sus más de 200 estatuas de las distintas celebridades del mundo, el museo decidió hacer un cambio radical en su exposición, quitando a Meghan y Harry del lado de la familia real ahora compuesta por la Reina Isabel, el príncipe Felipe y William y Kate.

Es casi como si lo hubiesen estado esperando. ‘A partir de hoy, los personajes de Harry y Meghan ya no aparecerán’, informaron en sus instalaciones antes de remover a Harry y Meghan del lado de la Reina Isabel.

Sin embargo, pese a que ya no pertenecen a la familia real oficialmente, al menos en el museo, siguen siendo figuras importantes dentro de Tussauds. Y sólo fueron reubicados a unos pasos de la familia real británica.

Agencias.