El franco-sueco Max von Sydow, uno de los actores fetiche del director Ingmar Bergman y con una dilatada carrera que incluye su papel en “Juego de Tronos”, murió este domingo con 90 años, indicó su mujer.

En declaraciones este lunes al semanario “Paris Match”, Catherine von Sydow dio el anuncio de su fallecimiento “con el corazón roto y una infinita tristeza”.

También pidió discreción a la prensa durante el periodo de luto por un actor que se hizo conocido gracias a su actuación en algunas de las grandes películas de Ingmar Bergman como “El Séptimo Sello”, “Fresas Salvajes” o “El Manantial de la Doncella”.

Fueron precisamente esas cintas las que dieron una proyección internacional a este hombre que había nacido en la ciudad sueca de Lund en 1929 y que había comenzado su carrera de intérprete en el teatro.

Fuera de su Suecia natal, algunas de sus grandes interpretaciones fueron en “El Exorcista” de William Friedkin; “La muerte en directo” de Bertrand Tavernier; “Pelle el Conquistador” de Billie August; “Sentencia Previa” de Steven Spielberg o “La isla Siniestra” de Martin Scorsese.

Agencias.