*En algún momento pensó hasta en hacer una huelga de hambre ante la deshonesta acción*

La aún Secretaria General del Instituto Campechano Ariadna Villarino Cervera, alzó la voz en contra del consejo del colegio, pues se aseguró que fue despedida de su puesto sin notificación previa.

Pidió de manera energética y después de 32 años de servicio en el Benemérito Instituto Campechano, que su despido sea de manera digna, con reconocimiento por parte de las autoridades correspondientes y no detrás de la puerta.

El personaje campechano, reconocido por generaciones de alumnos y maestros asegura que salió de vacaciones y a su regreso se le notificó que su jubilación ya había sido aprobada sin su consentimiento; en algún momento pensó hasta en hacer una huelga de hambre ante la deshonesta acción.

Villarino se encuentra enojada por este ‘golpe bajo’, pues asegura responde a intereses personales y a personas dentro de la misma institución.

Por el momento, la Secretaria General, pasará un rato de descanso, en lo que se integra a algún movimiento de campaña de su partido; ya que comentó es priísta de hueso colorado.

Redacción.