Representantes de comunidades indígenas mayas entregaron a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) 268 mil firmas recolectadas para solicitar que no entreguen el Manifiesto de Impacto Ambiental para el Proyecto del Tren Maya en su primer etapa Palenque-Escarcega.

El grupo integrado por el Consejo Regional Indígena de Xpujil (CRIPX) llegó a las instalaciones de la Semarnat Federal para entregar una carta con la solicitud sobre el proyecto que actualmente se encuentra en etapa de evaluación ante la Dirección General de Riesgo e Impacto Ambiental.

Asimismo se entregaron 268 mil 208 firmas de personas de México y otros países solicitando la suspensión definitiva del Tren Maya, recabadas a través de la plataforma internacional Salva la Selva y además denunciaron que el proyecto se ha presentado de forma fragmentada, lo que impide evaluarlo integralmente.

En la carta, dirigida al presidente Andrés Manuel López Obrador, se señala que el “el proyecto Tren Maya no fue decidido por el pueblo maya, ni por otro pueblo indígena mexicano, sino que el nombre busca apropiarse de la denominación cultural indígena del pueblo maya, con el propósito de hacerlo más amigable.

Además en el documento entregado a la Semarnat-Campeche se denuncia también que la disposición de información y el acceso a la participación ciudadana en la toma de decisiones ambientales relacionadas con el proyecto referido ha carecido de garantías efectivas durante el desarrollo de la evaluación de impacto ambiental, y como ejemplo de esto se cita el hecho de que únicamente se celebró una reunión pública de información, la cual tuvo lugar en Campeche, siendo que el proyecto atravesará cinco estados.

Asimismo, se le solicita “garantice el cumplimiento de la normatividad ambiental mexicana suspendiendo las actividades de construcción del proyecto Tren Maya, por no contar con los elementos indispensables”.

Wilmer Delgado.