El cambio climático es peor y más rápido de lo temido. Para 2030 —10 años antes de lo estimado— se puede alcanzar el umbral de +1.5 ºC, con riesgos de desastres “sin precedentes” para la humanidad, sacudida por canículas e inundaciones.

A menos de tres meses de la Cumbre Climática COP26 en Glasgow, Reino Unido, los expertos de Naciones Unidas responsabilizaron al ser humano por estas alteraciones y advirtieron de que no hay otra opción que reducir drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero.

El primer informe de evaluación del Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) en siete años, adoptado el viernes por 195 países, analiza cinco escenarios de emisiones, del más optimista al más pesimista.

En todos ellos, la temperatura del planeta alcanzaría el umbral de +1.5 ºC respecto a la era preindustrial. Antes de 2050, se superaría este umbral e incluso se llegaría a +2 ºC si no se reducen drásticamente las emisiones.

Esto supondría el fracaso del Acuerdo de París, que pretendía limitar el calentamiento por debajo de los +2 ºC o de +1.5 ºC si fuera posible.

Muchos efectos del calentamiento global, especialmente en los océanos y las zonas polares, “son irreversibles para los próximos siglos o milenios”, advierte el nuevo informe del IPCC.

El informe predice, por ejemplo, que el nivel del mar seguirá aumentando irremediablemente, entre 28 y 55 centímetros a finales de siglo con respecto a los niveles actuales, incluso logrando emisiones netas cero (y en el caso de que se doblen las actuales emisiones, la subida podría llegar a los 1.8 metros).

Agencias.