Autoridades Ministeriales del Estado de Hidalgo buscan a un sujeto de nombre Norberto Gayosso Vázquez, como el principal sospechoso de haber violado y asesinado a su nieta de 16 años de edad, cuyo cadáver fue hallado la tarde del jueves al interior de su domicilio en la comunidad de Santa María Nativitas, perteneciente al municipio de Cuautepec de Hinojosa.

La víctima, quien era alumna del Colegio de Bachilleres de Hidalgo (Cobaeh), plantel Cuautepec, y quien fue identificada como Sherlin García Gayosso, de 16 años, fue encontrada muerta al interior del domicilio de su abuelo materno, quien, presuntamente, la privó de la vida en venganza por rencillas que sostenía con los padres de la adolescente.

Aunque impera el hermetismo entre las autoridades policiacas, por tratarse de una menor de edad, se conoció que la joven Frida Sherlin salió la mañana del miércoles, al filo de las 06:30 horas, de su domicilio ubicado en la colonia Juárez, para dirigirse a su centro de estudios, pero ya no regresó.

Ese mismo día, alrededor de las 21:45 horas, los padres de la joven acudieron a la comandancia de la dirección de Seguridad Pública de Cuautepec a reportar la desaparición, además empezó a circular en Facebook la fotografía de la adolescente a través de la cual se pedía apoyo para localizarla.

Ayer jueves el padre de la joven acudió nuevamente a la corporación para informar que seguían sin encontrarla y en pláticas con los agentes comentó que semanas atrás habían discutido con el abuelo materno debido a la disputa de propiedades y por su alcoholismo, lo cual propició que lo corrieran.

Supuestamente, molesto porque lo echaron de la casa, el abuelo les advirtió que se iban a arrepentir toda su vida y que les “pegaría donde más les doliera”.

Ante tal versión, el director de Seguridad Pública; Nicolás Sánchez Monjaraz, pidió al afligido padre que los llevara al domicilio que, actualmente, habitaba el padre de la madre de la adolescente.

A bordo de una patrulla y acompañados de dos elementos más, llegaron a la vivienda marcada con el número siete de la calle Enrique Cruz, en la comunidad de Santa María Nativitas, donde solicitaron al arrendatario Emigdio Morgado, las llaves para ingresar.

Tremenda sorpresa se llevaron al ingresar al inmueble, al que también llegó la madre de la ahora occisa, pues en una de las habitaciones encontraron el cuerpo sin vida de la jovencita sobre la cama, tapado con dos cobijas, por lo que de inmediato dieron parte al Agente del Ministerio Público.

Se supo que la adolescente aún portaba el uniforme del Cobaeh, pero no tenía ropa interior, además presentaba sangre en la boca y la blusa, por lo que se presume que fue atacada sexualmente.

Hasta la noche de hoy se desconoce el paradero del presunto homicida.

lapoliciaca.com