El gobierno de la capital informó que como parte de las medidas del Plan Gradual Hacia la “Nueva Normalidad” en la Ciudad de México, presentado ayer por la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, se plantea un regreso al trabajo con horarios escalonados en un esquema 4×10, el cual implicaría que los empleados se presenten 4 días a laborar y luego tengan 10 días de descanso.

El titular de la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP), José Merino, explicó que esto se basa en un esquema de investigadores en Israel, el cual indica que “por lo menos tienes tres días en que te contagias y te vuelves contagioso; es decir, tienes una ventanita de tres días para hacer tus actividades. Si trabajas 4 días, aun cuando te infectes no vas a contagiar a nadie, y con 10 días de descanso, en ese trayecto desarrolles los síntomas para ver si te infectaste”.

Durante la conferencia diaria de la jefa de Gobierno, el funcionario destacó que este esquema, el cual comenzaría a aplicar cuando la Ciudad de México se encuentre en semáforo naranja, y dejaría de aplicarse cuando llegue a verde, permite a las empresas contar con una fuerza laboral sin tener que comprometerla ante posibles contagios.

Sobre ello, indicó que el esquema no es aplicable a todos los sectores de la economía, por lo que el gobierno capitalino tratará el tema con las diversas cámaras empresariales para poder definir su aplicación.

Al presentar el plan de reapertura, Claudia Sheinbaum destacó que ante al reinicio de operaciones, las empresas deben tener un protocolo con medidas de salud pública en el trabajo, reglas de operación con flujos, distribución de empleados y clientes y señalización.

Agencias.