Por más de 5 sexenios los banderines que cuelgan del balcón presidencial fueron color vino monárquico, que significa poder y superioridad.

Ahora, el presidente Andrés Manuel López Obrador mandó a modificarlos por los colores: verde, blanco y rojo.

Estos colores representan nuestra bandera y el sentimiento nacionalista.

Agencias