Empresarios y vecinos del Centro Histórico señalan una vez más el peligro que representa los registros rotos en el primer cuadro de la ciudad.

Ejemplo de ello es el registro que se encuentra en la calle 59, esquina con calle 9, el cual se encuentra en pésimo estado ya que la tapa está completamente rota y como advertencia tiene una valla metálica y cinta de precaución.

Restauranteros señalan la mala imagen que da a los turistas, pues se encuentra en el corazón del Centro Histórico, además que representa un peligro para los transeúntes que a diario pasan por ahí.

Es por ello que hacen un llamado tanto para el Ayuntamiento, como para la empresa responsable de este registro, para que lo reparen cuanto antes, pues temen que suceda otro accidente como hace unos meses, cuando después de una lluvia y por un coro circuito, falleció una persona.

Wilmer Delgado.

Compartir