Las dirigencias del PAN y del PRD anunciaron la suspensión temporal de la alianza Va por México, luego de reiterar su inconformidad por la iniciativa presentada por el PRI para extender hasta 2028 la presencia del Ejército en tareas de seguridad pública.

En un comunicado conjunto, ambos partidos solicitaron al PRI que revalore y honre la plataforma electoral común a la que se comprometió como parte de la coalición opositora.

Además, informaron que la suspensión temporal permanecerá hasta que el tricolor defina si honrará dichos compromisos, los cuales incluyen la moratoria constitucional.

“Ante dicha reforma constitucional que prolonga la militarización del País, el PAN y el PRD anuncian la suspensión temporal de nuestra coalición legislativa y electoral, hasta en tanto el PRI no defina con claridad si habrá de honrar nuestra plataforma electoral común de la coalición Va por México, que firmamos en el 2021 y la moratoria constitucional que firmamos en junio del presente año”, indicaron.

Aseguraron que ambas son coincidentes con diversas organizaciones de derechos humanos nacionales e internaciones que han levantado la voz frente a la peligrosa militarización que se está dando en México.

El PAN y el PRD expresaron su profunda inconformidad con la iniciativa presentada el viernes pasado por la diputada del PRI Yolanda de la Torre, la cual plantea modificar el artículo quinto transitorio de la Constitución para ampliar de cinco a nueve años la presencia del Ejército en tareas de seguridad pública, lo que implicaría prorrogar por cuatro años más su permanencia en las calles.

“Expresamos nuestra sorpresa y profunda inconformidad, y le solicitamos a la dirigencia nacional del PRI que revalore y honre la plataforma electoral común a la que se comprometió, así como el reciente compromiso suscrito de la moratoria constitucional”, reiteraron.

Advirtieron que prorrogar la militarización del País hasta 2028 es también extender la inconstitucionalidad de las leyes que la alianza Va por México ha votado en contra y diferir que se enfrente y se resuelva de fondo el problema creciente de la inseguridad con una auténtica policía civil, no militar.

“Prorrogar la militarización del País es una tremenda irresponsabilidad, ya que implica transferir a las Fuerzas Armadas responsabilidades que no les corresponden. Nosotros reconocemos, al igual que la mayoría del pueblo de México, sus aportaciones históricas al País y no queremos que sean culpadas por la ciudadanía ante el fracaso de la estrategia de seguridad del actual Gobierno”, sostuvieron.

En entrevista, el líder perredista Jesús Zambrano dijo que espera que esta decisión no derive en una ruptura, porque la alianza es una necesidad para el país.

Redacción.

Compartir