El presidente de Rusia, Vladímir Putin, firmó ayer el decreto sobre las restricciones contra el régimen norcoreano en aplicación de la resolución 2321 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, aprobada en noviembre pasado.

El respectivo documento fue publicado en el portal de información jurídica del Gobierno ruso.

En particular, además de sanciones económicas, el decreto prevé “la suspensión de la cooperación científico-técnica con personas o grupos de personas que representan a Corea del Norte”.

La presidenta del Consejo de la Federación de la Asamblea Federal de la Federación de Rusia (Senado), Valentina Matvienko, condenó ayer con firmeza “las acciones de Corea del Norte para el desarrollo de su programa nuclear, así como las pruebas que ha realizado”.

Durante una reunión con el presidente del Parlamento surcoreano, Chung Sye-kyun, en el marco de la Asamblea de la Unión Interparlamentaria (UIP) en San Petersburgo, Matvienko llamó a toda la comunidad internacional “a cumplir estrictamente las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU”.

También podría interesarte  En cuestión de meses comenzará la construcción del muro: Trump

Por su parte, al intervenir en la UIP, el portavoz de la delegación norcoreana afirmó que EU “empujó” a Pyongyang hacia la fabricación de una bomba de hidrógeno.

Putin, con anterioridad, recordó que el polígono militar en el que los norcoreanos hacen ensayos nucleares y con misiles se encuentra a unos 200 kilómetros de la frontera rusa, lo que preocupa al Kremlin no menos que a la Casa Blanca.

El líder ruso condenó las acciones de Corea del Norte dirigidas a violar los acuerdos contemplados en las correspondientes resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, al tiempo que aseguró que a día de hoy “prácticamente” no hay intercambios comerciales entre Moscú y Pyongyang.

Agencias