Las fuerzas armadas de Estados Unidos ya comenzaron a entregar barreras de seguridad en la frontera sur del país, medida que acompaña los planes para desplegar tropas allí, informó el domingo el secretario de Defensa de EU, Jim Mattis.

Mientras tanto, una caravana de migrantes centroamericanos recorre México con destino a territorio estadounidense.

Los detalles del despliegue de las fuerzas armadas siguen en preparación, les dijo Mattis a los reporteros que viajan con él, pero indicó que esperaba estén listos el domingo en la noche. El plan incluirá la cantidad exacta de elementos que se necesitan.

Los elementos adicionales proporcionarán apoyo logístico, entre otras cosas, a la Patrulla Fronteriza, y reforzarán a los aproximadamente 2.000 elementos de la Guardia Nacional que ya se encuentran en la frontera sur. Se prevé que las tropas recién llegadas proporcionen asistencia logística, como apoyo aéreo y equipo, incluidos vehículos y tiendas de campaña.

También podría interesarte  EU fortalece lazos con oposición siria

Las tropas de la Guardia Nacional suelen desempeñar esas funciones, por lo que no está clara la razón por la que se están utilizando a las fuerzas armadas.

El presidente Donald Trump ha estado atrayendo atención a la caravana que se dirige a pie hacia la frontera, aunque sigue a miles de kilómetros de distancia del territorio estadounidense.

A menudo los estados utilizan a la Guardia Nacional para ayudar con la seguridad fronteriza. Sin embargo, es inusual que se desplieguen tropas en servicio activo dentro de Estados Unidos, con excepción de emergencias internas como huracanes o inundaciones.

Agencias.