Campeche, al igual que el resto de los estados del país, están presentes desde ayer en el Tianguis Turístico de Puebla, el mayor escaparate nacional de la industria sin chimeneas. Este evento, que cumple su segundo año como itinerante luego de que fue sacado de Acapulco por la anterior administración federal, reúne además a representantes de 41 países y se espera que rompa récord de visitantes una vez que concluya el miércoles.

Campeche asiste a la Angelópolis después de tener una participación discreta en la Feria Internacional de Turismo de Berlín, uno de los eventos más importantes a nivel mundial. (Discreta porque solo se tuvo información a través de un comunicado de prensa). En febrero, nuestro estado no envió representantes a la Feria Internacional de España (Fitur), otro de los eventos que reúne al mayor número de tour operadores del mundo. ¿Qué podemos esperar esta vez del tianguis turístico de Puebla? ¿Cómo medir que tuvimos éxito? Una buena labor de promoción se traduce en mayor flujo de turistas, con la subsecuente mayor demanda de servicios.

Campeche dejó escapar el año pasado una oportunidad única para atraer no solo a miles, sino a decenas de miles de visitantes como parte del Año Maya. Hoteleros, restauranteros y todos los sectores ligados al sector turístico admiten el fracaso. Este año, Campeche tiene todavía más que ofrecer con los nuevos atractivos del Centro Histórico, con la mejor conexión con Mérida, solo por mencionar algunas diferencias con respecto al año pasado. ¿Veremos resultados?

También podría interesarte  Ruido innecesario

TUMBABURROS

Hacer política (Verb.). Palabras que se convirtieron en reprimenda del  gobernador del Estado en contra delos presidentes de juntas municipales, que han estado más acostumbrados a echar grilla que en cumplir con la función para que fueron encomendados, como es ¡trabajar por la comunidad!

Iglesia de pobres (Sust. común). Dícese así al énfasis que quiere dar el nuevo Papa a la institución, a fin de que se apliquen sus principios de humildad y ayuda hacia los desprotegidos. Sueño que ha planteado desde hace muchos siglos la Iglesia, pero que no siempre ha cumplido.

PAN (Sust. propio). Siglas de un partido político que busca resucitar de uno de sus peores descalabros en su historia haciendo cambios en sus estatutos internos, como la elección directa de su dirigente nacional. Es un paso, pero muy corto si es que quiere alguna vez recuperar su fuerza.