Entre la carencia de recursos y la contratación de deuda pública tiene que haber un sano equilibrio. Si bien es verdad que la falta de liquidez ahorca a los gobiernos estatal y municipales, también es cierto que no por ello tenemos que adquirir compromisos financieros que pueden poner en riesgo la sustentabilidad de las futuras generaciones.

En este tema bien puede aplicarse esa conocida pregunta de qué atendemos primero: ¿lo urgente o lo prioritario? Hoy, es urgente inyectar recursos a los ayuntamientos para que corrijan su deficiente prestación de servicios, es urgente apostarle a la inversión en programas sociales para las miles de familias que viven con graves carencias y la lista puede ser tan extensa como queramos.

Pero también hay cuestiones prioritarias que no hay que aplazar, como la adopción de importantes medidas de austeridad que permitan hacer frente, precisamente, a los gastos urgentes.

Es una realidad lo señalado ayer por el gobernador Fernando Ortega Bernés de que, ante el panorama complicado de las finanzas, no podemos frenar el desarrollo pues “el dinero no cae del cielo”. Cierto. Los municipios están urgidos por contar con metálico para desarrollar programas y realizar obras en beneficio ciudadano.

La contratación de una deuda pública, pero responsable, planeada, pensada, bien aplicada y que se compense con un mayor esfuerzo en la recaudación siempre será positiva para un gobierno tan necesitado de recursos como Campeche.

También podría interesarte  Mal con todos

Lo que nunca podemos permitir es caer en los excesos, en hacer de la contratación de líneas de crédito una herramienta consuetudinaria ante la falta de dinero para financiar obras o programas “urgentes” pero no prioritarios, pues de no tomar las medidas importantes debido a que siempre ponemos por delante las emergencias entonces nunca superaremos ese círculo vicioso de falta de recursos-emergencias-endeudamiento.

TUMBABURROS

Acuerdo (Sust. Común).Decisión tomada en común por varias personas sobre alguna cosa. Relación que los maestros campechanos pueden romper a su antojo y sin consecuencias. Al menos así quedó de manifiesto el fin de semana, cuando los disidente se manifestaron contra secretarios de Educación del país.

Clínica (Sust. Común). Establecimiento hospitalario que, al parecer, en Campeche esperan que se caiga a pedazos para construir otro. Hospital del IMSS que data de hace casi 50 años y que hasta el momento no ha destinado recursos para uno nuevo pese a contar ya con el terreno.

Águila (Sust. común). Ave rapaz. Dícese de aquellos seguidores del América que pinta para bicampeón luego de dejar en el camino a los Diablos Rojos del Toluca en el torneo mexicano de futbol.