El Gobierno del Estado sigue tomando acciones concretas para enfrentar los daños del coronavirus a la salud, a la economía y a los sectores sociales vulnerables.

Anoche, la Secretaría de Salud del Gobierno estatal informó que de los 11 casos que Campeche notificó como posibles casos de Covid-19, sólo dos han resultado positivos, cinco dieron negativo a las pruebas y cuatro aún están en proceso de análisis.

Pero aunque la entidad se mantiene con bajo nivel de contagio, la paralización de actividades escolares, laborales y de los diversos sectores económicos comienza a generar estragos en la economía campechana.

Por ello, ayer, el gobernador Carlos Miguel Aysa González se reunió nuevamente con su gabinete con la finalidad de conformar un plan de contingencia económico que ayude a minimizar los daños y mitigar los efectos negativos sobre las empresas locales y el sector laboral, a fin de garantizar la fuentes de empleo y la estabilidad social.

Y en este mismo sentido, fue el secretario general de Gobierno, Pedro Armentía López, quien llamó a la calma a la población campechana, asegurando que el abasto de víveres y mercancías, sobre todo las de primera necesidad, está garantizado.

Esto luego de que en otras entidades del país se dieran casos de saqueo de supermercados, y que aquí la SSP identificara perfiles y mensajes alentando a la rapiña en Ciudad del Carmen.

Armentía señaló que el suministro de alimentos y medicinas será suficiente para atender la demanda de la población, y añadió que también se enfocan en la tranquilidad social y en la difusión de las medidas oportunas para disminuir riesgos de contagio.

Redacción.