Mientras muchas personas en el mundo se quedan en sus casas protegiéndose de la pandemia de coronavirus, la Tierra se toma un respiro. Hace días te contamos cómo los canales de Venecia lucían cristalinos por la ausencia de turistas y ahora, dos de las ciudades más importantes de España, Barcelona y Madrid, poseen índices de contaminación muy por de bajo de lo habitual, todo gracias a la falta de movilidad de sus residentes.

Según informó el periódico español La Vanguardia, la contaminación por Dióxido de Nitrógeno, el principal contaminante relacionado con el tráfico urbano, bajó entre un 70 y 80 por ciento en Barcelona desde el 21 de marzo, según datos oficiales del gobierno de Cataluña y en Madrid, descendió un 57 por ciento desde que se inició la cuarentena.

La media de disminución de este contaminante en toda España es de 64 por ciento, según un estudio de la Universidad Politécnica de Valencia.

En Barcelona, aseguran expertos consultados por ese diario, el aire se seguirá limpiando, y dicen, esta drástica disminución se debe únicamente a la falta de movilidad de los residentes, pues no han habido cambios en las emisiones industriales, por lo menos en Cataluña.

Agencias.