El huracán Zeta se debilitó a tormenta tropical en su rápido avance por el sur de Estados Unidos, donde mató al menos a dos personas, dejó sin electricidad a más de 2 millones de personas en toda la región y provocó una inusual alerta por tormenta tropical en Atlanta.

Las autoridades señalaron que las condiciones climatológicas de peligro se mantendrían durante la jornada. Zeta se debilitó en el centro de Alabama, aunque sus fuertes vientos seguían azotando zonas del estado y de la franja noreste de Florida.

Agencias.