El total de casos de covid-19 en India superó los 18 millones hoy tras otro récord mundial de infecciones diarias, mientras los sepultureros trabajan las 24 horas para enterrar a los muertos y otros cientos de fallecidos más son incinerados en piras improvisadas en parques y estacionamientos del país asiático.

India, la segunda nación más poblada del mundo después de China, reportó 379 mil 257 nuevas infecciones y 3 mil 645 nuevas muertes esta jornada. Datos del Ministerio de Salud mostraron el mayor número de decesos en un solo día desde el inicio de la pandemia.

El sepulturero de Mumbai, Sayyed Munir Kamruddin, dijo que él y sus colegas estaban trabajando sin descanso para enterrar a las víctimas.

“No le tengo miedo al covid-19, he trabajado con valentía. Se trata de valentía, no de miedo. Éste es nuestro único trabajo. Recibir el cuerpo, sacarlo de la ambulancia y luego enterrarlo”, dijo el hombre de 52 años.

Cada día, miles de indios buscan camas de hospital y oxígeno para salvar la vida de familiares enfermos, utilizando aplicaciones de redes sociales y contactos personales. Las camas de hospital que están disponibles, especialmente en las unidades de cuidados intensivos, se ocupan en minutos.

El ejército está llevando suministros claves, como tanques de oxígeno, por todo el país y abrirá sus centros médicos a los civiles. Hoteles y vagones de ferrocarril se han convertido en instalaciones de cuidado intensivo ante la falta de camas de hospital.

La mejor esperanza de India para frenar la segunda ola mortal es vacunar a su vasta población, afirmaron expertos. El gobierno abrió ayer el registro para que todos los mayores de 18 años se inoculen a partir del sábado.

Sin embargo, aunque es el mayor productor mundial de vacunas, India no tiene las existencias para los 800 millones que se estima que ahora son elegibles. Muchos de quienes quisieron inscribirse no pudieron y se quejaron en redes sociales de no conseguir cupo o de no poder entrar al sitio web, ya que se caía repetidamente.

Agencias.