Si bien el mundo ha avanzado en las campañas de vacunación contra el coronavirus, lo cierto es que la variante delta ha mostrado ser resistente a las inmunizaciones.

Al respecto, el profesor de salud pública de la Universidad de California, Andrew Noymer, explicó que si bien la variante delta puede infectar a las personas que ya están vacunadas, es más probable que contagie a aquellas que no están inmunizadas.

Noymer también señaló que es probable que la variante delta también pueda generar una reinfección en las personas que ya tuvieron covid-19.

El estudio citado por Noymer refleja que si bien los anticuerpos de personas que ya fueron infectadas por el coronavirus no neutralizan de manera adecuada la variante delta del coronavirus, después de aplicarse la primera dosis de la vacuna los anticuerpos de estas personas neutralizaron las cuatro cepas que hay en la actualidad del virus.

Los científicos llegaron a esta conclusión luego de analizar la sangre extraída de 162 pacientes que ya habían tenido covid-19 y que fueron expuestos a la variante delta.

“A los anticuerpos de personas que solo recibieron una dosis de una vacuna y que no habían tenido el virus previamente no les fue tan bien. Los anticuerpos de personas que estaban completamente vacunadas, pero que no habían tenido covid se desempeñaron bien”, dijo Noymer.

Con base en lo anterior, Noymer concluyó que las personas que no están vacunadas contra el coronavirus son más propensas a contagiarse de la variante delta, razón por la cual reiteró la importancia de la vacunación.

“Estoy preocupado por la variante delta, pero no solo por la delta. Lo repetimos, la vacuna es para vencer el virus”, dijo el experto.

Finalizó afirmando que la principal preocupación es que la propagación rápida de la variante delta haga que el virus siga mutando y se originen nuevas cepas más contagiosas y mortales.

La compañía farmacéutica Moderna reveló días atrás que su inyección de refuerzo de la vacuna contra el coronavirus produjo una respuesta “robusta” contra la variante delta del coronavirus.

La firma señaló que esta dosis de refuerzo produjo una respuesta de anticuerpos relevante contra la variante delta, la cual fue descubierta en India y que es más contagiosa y letal que la cepa original de la covid-19.

Moderna también dijo que un análisis final de su estudio de fase tres encontró que la vacuna de dos dosis tenía una efectividad del 93 %, con una eficacia “duradera” durante seis meses después de la administración de la segunda dosis.

En comparación, Pfizer y BioNTech dijeron que la eficacia de la vacuna se redujo a alrededor del 84 % seis meses después de la segunda inyección.

“Si bien vemos una eficacia duradera de la Fase 3 durante seis meses, esperamos que los títulos neutralizantes continúen disminuyendo y eventualmente impacten en la eficacia de la vacuna. Dada esta intersección, creemos que probablemente será necesario un refuerzo de dosis tres antes de la temporada de invierno”, dijo Moderna en un comunicado recopilado por Cnbc.

La farmacéutica también dijo que tiene como objetivo producir entre 800 millones y 1.000 millones de dosis de vacuna contra el coronavirus este año. De hecho, Moderna ha firmado contratos de vacunas por valor de US$20.000 millones en ventas este año y tiene acuerdos por valor de US$12.000 millones en 2022.

Agencias.