Como si hubiese sido bombardeada, así se encuentran las calles del fraccionamiento Quinta Hermosa, entre aguas sucias y baches que parecen cenotes.

Vecinos del lugar aseguran que han acudido a denunciar las fugas de agua que hay en algunas casas, lo que ha ocasionado el ‘nacimiento’ de los hoyancos en las arterias. “A estas fugas súmale las lluvias de la temporada”, señaló la señora María Quiroz.

“Antes no creíamos cuando decían que el material con el que bachean las calles era de mala calidad, pero nos bastó ver como se alza con una lluviecita”, sentenció.

“Lamentamos que esta Administración ya se va sin atender muchas denuncias que hicimos”, dijo.

Redacción.