Si alguna vez pensó en dejar de fumar, este es el mejor momento, pues los organismos de salud advierten que además de todos los riesgos preexistentes, el consumo de tabaco marca también una desventaja frente al Covid-19.

En el Día Mundial de No Fumar, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud señalan que el tabaquismo es una de las mayores amenazas globales para la salud, pues al año más de 8 millones de personas fallecen a causa de éste.

Fumar causa cáncer, enfermedades cardiacas y pulmonares, y se asocia directamente con una capacidad respiratoria reducida, explicó el jueves en rueda de prensa Carissa Etienne, directora de la OPS/OMS.

“Además, se ha demostrado que fumar aumenta la probabilidad de enfermar gravemente con Covid-19”, agregó. “Alrededor del 15 por ciento de los adultos en las Américas todavía fuman y pueden enfrentar este riesgo”.

Uno de los aspectos más preocupantes del Covid-19 es el impacto desproporcionado del virus en las personas con enfermedades no transmisibles, como hipertensión, males cardiovasculares, diabetes, cáncer, asma y otras enfermedades respiratorias, además de obesidad.

“En medio de la pandemia de Covid-19, destaca cómo el fumar aumenta nuestros riesgos y vulnerabilidades a esta pandemia y a muchas otras amenazas para la salud”, declaró Etienne.

Agencias.