*La senadora Xóchitl Gálvez aseguró que bajar el sueldo a funcionarios también propiciaría la corrupción*

Entre los legisladores electos de la coalición Por México al Frente hay quienes no están de acuerdo con la austeridad republicana que pretende impulsar Andrés Manuel López Obrador a partir del 1 de diciembre, cuando toma posesión de la presidencia de México, pues ven el riesgo de que crezca la corrupción si se recortan los salarios, sobre todo a magistrados y personal técnico.

“Yo no creo que tener gente mal pagada sea lo mejor porque hay gente que es técnica y hay gente que es política”, refirió Xóchitl Gálvez y adelantó que no apoyará la reforma legal que impulsa el virtual presidente electo para topar los salarios. Aún sin el apoyo del frente, López Obrador podría obtener el aval a esa propuesta al contar con mayoría en la Cámara de Diputados y el Senado de la República.

Gálvez, senadora electa por el PAN, PRD, y Movimiento Ciudadano, dijo que los futuros legisladores de ese bloque votarán unánimemente a favor de algunas de las 13 reformas que propone el fundador de Morena como parte de un paquete inicial para cumplir con sus promesas de campaña y en contra de otras, pues consideran que no todas están debidamente justificadas.

También podría interesarte  LIBERA LA COFEPRIS 38 PRODUCTOS CON CANNABIS QUE YA PUEDEN VENDERSE EN MÉXICO

En el caso de la ley reglamentaria sobre salarios máximos, explicó vía telefónica que ve ‘complicado’ topar en 108,000 pesos el sueldo de los servidores públicos, como plantea López Obrador, pues el del Banco de México, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) o el Poder Judicial es personal con conocimientos técnicos que requieren realizar bien su labor y, para evitar tentaciones de actos de corrupción, ‘hay que pagarles bien’.

En el caso de los jueces y magistrados del Poder Judicial, que ganan hasta 300,000 pesos al mes, Xóchitl Gálvez advirtió que bajarles el salario puede derivar en la compra de voluntades, algo que no abonaría a la estrategia de López Obrador para acabar con las dádivas en el gobierno.

Los bonos, asesores en exceso y compras como las que hizo la senadora de Morena, Layda Sansores , pueden eliminarse en todas las áreas, no solo en el Congreso, consideró.

Gálvez pidió a López Obrador pensar en los funcionarios que tienen a sus hijos estudiando en escuelas privadas y a los que ocasionaría un desajuste administrativo con un sueldo menor.

Agencias.