Las personas que fumen cerca de escuelas, hospitales y bibliotecas podrían ir a la cárcel… al menos eso plantea el PAN en la Ciudad de México.

La diputada del PAN, América Rangel, presentó una iniciativa para que se prohíba fumar en los accesos y en un rango de 150 metros a la redonda de los inmuebles, de lo contrario se castigue a los infractores con una multa de hasta 2 mil 534 hasta 8 mil 449 pesos y arresto de 36 horas, los cuales serán interpuestas por el Juez Cívico.

Explicó que el propósito es proteger la salud de los menores de seis años, debido a que con regularidad tienen un mayor riesgo de padecer infecciones del sistema respiratorio inferior, como bronquitis y neumonía.

“Los derechos de los niños se ven amenazados cuando estos pasan demasiado tiempo expuestos al humo de tabaco ajeno en el hogar o en lugares públicos”, dijo.

“El humo de tabaco ajeno contiene más de cuatro mil compuestos químicos, como alquitrán y nicotina, los cuales constituyen al menos 60 sustancias carcinogénicas conocidas. No existe ningún nivel al que la exposición a esta sustancia no sea nociva”, añadió.

También podría interesarte  Mató a su primo porque “se creía mucho”

De acuerdo al documento se prohibirá fumar en accesos de: hospitales, clínicas, centros de salud, consultorios, centros de atención médica públicos, sociales o privados, salas de espera, auditorios, bibliotecas, y escuelas de educación inicial, básica, media superior y superior. 

Rangel Lorenzana precisó que alumnos, maestros e integrantes de asociaciones de padres de familia serán los encargados de vigilar que esto se cumpla y en caso de detectar incumplimiento deberán dar aviso a la policía.

“A más de una década de aprobadas las últimas reformas importantes a la Ley para la protección de la salud de los no fumadores, vemos con preocupación que las normas se han diluido tanto por autoridades como por la propia sociedad, pues ni siquiera los restaurantes, oficinas gubernamentales, centros de atención médica e instituciones educativas equipados con sistemas especiales de ventilación pueden ofrecer un ambiente seguro para los no fumadores”, concluyó.

Agencias.