A comparación con Mérida donde hay mano duro con las fiestas clandestina clausurándolas con apoyo de la Secretaría de Seguridad Publica y Secretaría de Salud, en Campeche se realizan con conocimiento de las autoridades, pero no ponen un alto porque no les compete, declaró el director de la Comisión para Protección Contra Riesgos Sanitarios de Campeche (Copriscam) , Santiago Rodriguez Adam.

En entrevista con funcionario señaló que desde el inicio de la pandemia se ha estado trabajando en conjunto con la Secretaría de Seguridad Pública, todos los días se salen a verificar establecimientos, pero no supervisan las fiestas porque no le compete.

“Las fiestas particulares o clandestinas son en predios particulares, este tipo de fiestas están denunciadas al 911, se llevan a cabo en predios particulares donde la Copriscam no tiene acceso. La Copriscam se dedica a verificar los establecimientos establecidos, pues no se dan abasto para verificar todas las patentes que están en todo el estado, imagínate fiestas”, expuso el titular de la Copriscam

El funcionario estatal agregó que en este tipo de actividades se lleva a cabo la venta de bebidas alcohólicas, se cobra un cover de acceso,  ante lo cual el Ayuntamiento es responsable, porque son los que dan los permisos y los derechos.

Finalmente, señaló que reciben denuncias por fiesta clandestinas entre 2 a 3 por semana, principalmente los fines de semana, en general son los vecinos que denuncian las fiestas clandestinas con mucha gente, música fuerte y bebidas alcohólicas, sin las medidas de la sana distancia ya que son aglomeraciones de personas son punto de contagios de Covid-19.

Wilmer Delgado.