El río Palizada subió ayer dos centímetros más y se ubicó en 5.62 metros sobre el nivel del mar, 42 centímetros más de su nivel crítico y a sólo 16 centímetros de su máximo histórico, de 5.78 metros.

El gobernador Carlos Miguel Aysa González instruyó ayer a los tres órdenes de gobierno, con el apoyo de las fuerzas armadas, a fortalecer el trabajo coordinado teniendo el salvar vidas como la tarea prioritaria.

El mandatario llamó a reforzar la prevención, limpieza de drenajes, colocación de sacos de arena en bordos y tener listos vehículos ante una posible evacuación.

El coordinador regional de Programas Federales, Vicente Guerrero del Rivero, analiza la situación para determinar si se emite la declaratoria de desastre y se envía ayuda ante los daños al campo.

Redacción.