Tras la derrota electoral de 2018, en las que sólo recibió el 16.4 por ciento de los votos, lo que significó no solo perder la Presidencia de la República, sino dejar de ser la primera fuerza política, para caer hasta el tercer lugar en el Congreso de la Unión, el PRI asegura que ganará más diputaciones en las elecciones federales del próximo 6 de junio para empezar a recuperar los espacios perdidos.

Durante una entrevista para el diario El Universal, Alejandro Moreno Cárdenas, líder nacional de Revolucionario Institucional, afirmó que el partido aprendió la lección que los mexicanos le dieron en las urnas hace tres años, y ahora es más propositivo y cercano a la gente.

Moreno Cárdenas, quien asumió el liderazgo priísta el 18 de agosto de 2019, responde a quienes critican la alianza establecida con el PAN y el PRD, sus históricos antagónicos, misma que justifica en aras de derrotar a Morena y enderezar el rumbo del país.

Reconoció que no es fácil levantarse de un descalabro como el sufrido por el partido en 2018, pero asegura que el tricolor está en camino de recuperar la confianza de la ciudadanía.

“Nos estamos recuperando de la embestida electoral que recibimos en 2018. Toma tiempo y esfuerzo pero estamos concentrados en dos tareas importantes: organizar y difundir nuestro trabajo. Fuimos el partido con más propuestas durante la parte más crítica de la pandemia”, indicó.

Moreno señaló que el PRI aprendió la lección y ahora está más cerca de la gente, con mejores propuestas y listo para los retos.

Apuntó que un factor que juega en favor de su partido en este proceso electoral, es que los ciudadanos están decepcionados de Morena, que ha resultado ser el fracaso político más grande del México contemporáneo.

Afirmó que el PRI va a recuperar espacios perdidos este año, “porque tenemos experiencia para dar resultados”.

Sostiene además que los priístas no están en contra de todo, pero tienen un diagnóstico muy crítico de lo que está viviendo el país con el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Moreno advirtió que México vive una etapa de muchísima polarización promovida desde el poder, señalando que “el país está entrampado en quienes buscan y promueven la división y en los que queremos una solución a los graves problemas que enfrenta la nación. Morena busca dividir porque no tiene respuestas ni soluciones. El PRI busca la unidad nacional porque en nuestra experiencia, México nunca enfrentó una crisis de ningún tipo promoviendo la división nacional”.

El exgobernador aseguró que confía en que el Instituto Nacional Electoral (INE) seguirá conduciendo imparcialmente el proceso electoral, por lo que hizo un llamado a respaldar al árbitro electoral, que enfrenta “una presión política inédita desde que fue creado como un organismo autónomo, pero que ha podido sortear con mucha valentía y apegado a lo que marcan las leyes”.

Redacción.