Una mujer gritaba desde una casa, ubicada en la calle Riba Palacio entre 10 y 12 del barrio de San Francisco que estaba siendo privada de su libertad.

Los gritos estremecedores alertaron a los vecinos, quienes llamaron al número de emergencias 911 para dar el reporte.

En respuesta inmediata, acudieron elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP) para tomar conocimiento de los hechos, donde se percataron que habían dos mujeres, una en silla de ruedas y la otra quien se hace cargo de la adulta mayor, quienes salieron como todos los días para distracción de la señora.

La mujer que se quedó en casa entró en crisis emocional, por lo que comenzó a gritar y pedir apoyo a los vecinos. Cuando llegaron los elementos a responder el reporte, las mujeres que habían salido regresaron.

Solicitaron abrir la puerta y se percataron que la femenina tenía unas maletas, al interrogarla, pidieron apoyo a los Agentes Ministeriales de Investigación para iniciar con las investigaciones correspondientes.

Las autoridades procedieron acordonar el área, e interrogar a la mujer que presuntamente se encontraba privada de su libertad. Finalmente, la fémina fue

Redacción.