Debido a la contingencia sanitaria a causa del coronavirus y con el fin de evitar la popagación de contagios en la ciudad, este año la celebración del Grito de Independencia y el izamiento de la Bandera Monumental en el malecón de la ciudad serán efectuados de manera distinta con modificaciones en su organización y la cancelación del desfile conmemorativo y de concentraciones masivas de ciudadanos.

La ceremonia del Grito de Independencia iniciará a las 10 de la noche con el protocolo de entrega de la Bandera Nacional al mandatario estatal Carlos Miguel Aysa González, en el Salón Gobernadores, quien  saldrá al balcón del Palacio de Gobierno para vitorear a los héroes patrios y depués de entonar el Himno Mexicano devolverá el lábaro patrio para concuclir la ceremonia.

Esta podrá segirse a través de la transmisión por radio, televisión y redes sociales.

Para el día de mañana, el desfile queda cancelado y únicamente será efectuado a las 10 de la mañana el izamiento de la Bandera Monumental, en la glorieta sobre la avenida costera. A este evento solo asistirá una pequeña comitiva de autoridades estatales.

Redacción.