La gente está acostumbrada a mentir para salir del paso, desde la familia, en la vida pública y privada, pero lo peor que no queremos dejar la mentira, manifestó el Obispo de Campeche, José Francisco González González.

Durante su homilía, el clérigo exhortó a sus feligreses a vivir en la verdad, aportando a combatir una cultura que ve como algo común la mentira a tal grado que ya no le da vergüenza a las personas.

“Cómo vamos a dar testimonio de Jesús, pues diciendo la verdad, porque además de la mentira hablada, está la vivencial, pero igual está la soberbia”, dijo el líder católico, señalando que lo primero que hacemos es enojarnos porque no queremos  dejar la mentira, pero cuando no podemos esconderla aparentamos arrepentimiento sin experimentar el dolor por haberlo hecho.

Para finalizar, dijo que se debe comenzar desde casa, enseñándole a los menores a no mentir, de manera que se forje una generación que es luz en medio de un pueblo corrompido.

Wilmer Delgado.