Aplicar la Ley Seca en el primer fin de semana del periodo vacacional de verano por la revocación de mandato será un duro golpe para la economía de los empresarios, trayendo pérdidas del 100 por ciento en su ventas de bebidas alcohólicas y 50 en alimentos, por lo cual esta medida no debe de aplicar para el giro restaurantero, manifestaron los líderes empresariales de las cámaras restauranteras en Campeche.

En entrevista con el presidente interino de la Asociación de Empresarios Restauranteros de la Calle 59 y Centro Histórico, Francisco Estrada Gómez, dijo que será un golpe muy fuerte porque la temporada vacacional inicia este fin de semana y la Ley Seca fue una sorpresa para el sector restaurantero.

“No es una elección presidencial sino una consulta popular, así que aplicar una Ley Seca lo único que hace es lacerar a la iniciativa privada y el desarrollo económico de la entidad. Realmente la Ley Seca viene afectar directamente al turismo, en el sentido que van a salir más lastimados los visitantes que no van a  poder consumir bebidas alcohólicas y acompañar sus alimentos”, citó.

Explicó que la sugerencia del sector es encontrar una fórmula y se pueda vender las bebidas alcohólicas sólo en donde se tenga mayor control.

Comentó que es el primer fin de semana del inicio vacacional del año después de venir de una economía lacerada de inicio de año por incrementos de sueldos, inflación, los insumos y encima viene a lacerar el inicio de la temporada.

“Se tendrá perdidas en ventas de bebidas alcohólicas del 100 por ciento porque no se podrá vender ningún tipo de alcohol, esto se afectará la venta de algunos alimentos con pérdidas del 30 al 50 por ciento”, expuso.

Por su parte el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac) en Campeche, Rodrigo Bojorquez Ruiz, manifestó que la Ley Seca representa una reducción en las ventas considerables, más en el inicio de la temporada vacacional de Semana Santa, pero esta preocupación no solo es en Campeche sino de todas las entidades federativas.

“Estamos intentando que el sector restaurantero no lo contemplen en la Ley Seca, sustentado que el motivo es no generar disturbios en la consulta popular, en el caso de los restaurantes la gente va a convivir en familia, no se genera el conflicto o preocupación para poner dichas medidas”, acotó.

“Las perdidas serán dependiendo del giro comercial pero va estar entre un 35 a 50 por ciento en ventas por ser contemplados en la Lley Seca por revocación de mandato el próximo fin de semana”, expuso.

Para concluir, señaló que se ha tenido reunión con la Secretaria de Salud y Copriscam para que el sector restaurantero no sea considero en la aplicación de la Ley Seca.

Wilmer Delgado.

Compartir