La Ley Seca no existe, pues mientras se restringe la venta de bebidas alcohólicas en los negocios establecidos, afectando gravemente su economía, existen por lo menos 500 puntos de venta clandestina de alcohol en la ciudad, donde todo mundo se surte a la vista de la autoridad, denunció Marcos Antonio Canul Estrella, presiente del Frente Único de Propietarios de Minisúperes de Campeche.

El comerciante reprobó la aplicación de la Ley Seca el fin de semana, el primero del periodo vacacional, pues dijo que los consumidores se surten previamente a la restricción y quienes no, compran el producto en alguno de los puntos clandestinos.

Señaló que ello en sí mismo desvirtúa el objetivo de la Ley Seca, al mismo tiempo que da un duro golpe a la economía, pues por cada establecimiento se dejarán de ingresar unos 30 mil pesos.

Wilmer Delgado.

Compartir