Durante la sesión de la Mesa para la Construcción de la Paz y la Seguridad, la gobernadora Layda Sansores San Román y el secretario de Gobierno, Aníbal Ostoa Ortega, presumieron el informe sobre las alertas de viaje para México por nivel de violencia que emite el gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica y en la que  se ubica a la entidad en el más bajo de “precauciones normales”, pero se le olvidó recordar un pequeño detalle, ya que la violencia ha estado en aumento en las últimas semanas y además de narcomantas que invanden a todo el estado en el mes de mayo se registraron 31 homicidios.

A pesar de el pánico que vive la ciudadanía, la Gobernadora destacó el trabajo coordinado entre las instituciones estatales y federales de seguridad, así como de impartición de justicia que han logrado mantener el estatus y continuar entre los dos estados más seguros del país, pese a que cada vez el reto  es mayor. 

La Gobernadora ponderó el trabajo que en materia de seguridad se ha hecho y subrayó que eso obliga a redoblar las actividades y estrategias para mejorar aún más y mantener a la entidad en esa línea que, desde las administraciones estatales anteriores, se ha trabajado pero que ahora enfrenta nuevos retos.

En otro tema, tras  recibir el informe de la ubicación y detención casi inmediata de los homicidas de un cobratario de los llamados “Colombianos”, la mandataria estatal exhortó de nuevo a los campechanos a no caer en las trampas de este grupo que  actúa con violencia extrema, están dedicados a la usura y son personas sin escrúpulos.

Subrayó que ya se tiene bajo proceso a tres integrantes de este grupo de usureros, pero hizo un llamado a la ciudadanía a denunciar de manera directa o anónima, pues sólo de esa manera la autoridad puede actuar contra estos sujetos que son detenidos por la Policía Estatal, pero por falta de denuncias son dejados en libertad.

Redacción.

Compartir